COMUNIDAD

Así las hermanas ofrecen a Dios un sacrificio de alabanza, participan en la evangelización del mundo, por una fecundidad apostólica. Sirviendo de puente entre Dios y los hombres, capaces de asumir los Problemas y necesidades de todos, para presentarlos al Padre.

Nuestra vida diaria, se desarrolla entre la oración, el trabajo, la formación Espiritual y la recreación.

COMUNIDAD